Archive | julio, 2015

Semana 30

28 Jul

Esta última semana, quizás para compensar todos los excesos de la semana de mudanza o por hacer más llevadero el calor, se me ha dado por mirar al cielo y disfrutar de los colores del atardecer.

Además, el fin de semana disfrutamos de una fiesta salsera en barco por el lago de Zürich que nos regaló una estupenda puesta de sol. Y por cierto, a todos los que os guste la salsa y bailar durante un par de horas sin parar, os recomiendo la experiencia del Salsa Schiff. Se organizan un par de barcos al mes, durante los meses de verano, y durante dos horas y media se puede bailar sin parar mientras se disfruta de las vistas que ofrece el lago. Los próximos barcos son:

– 22 y 28 de agosto

– 19 y 26 de septiembre

Suena bien, ¿verdad?

Semana 30

 

Semana 29

27 Jul

… con mucho días de retraso. ¡Es que la mudanza nos ha vuelto un poco locos! ¡Qué estrés!

Bienvenidos al caos de nuestra nueva casa. Tal y como veis el salón se convirtió en un el lugar preferido por la empresa de mudanza para dejar las cajas. Poco les importaba que la caja tuviera escrito en letras bien grandes “Habitación” o “Estudio”. Todas las cajas, menos las de la cocina, acabaron ahí amontonadas. Y, por supuesto, la cocina tenía un caos parecido.

Con el paso de los días el salón ha ido tomando forma y ya es un lugar habitable en el que tan solo nos quedan 2 cajas.

Semana 29

Semana 28

13 Jul

¡Ahí estamos! Mudanza Modo ON. 25 cajas en el pasillo y unas pocas más repartidas por la cocina, el salón y la habitación. ¿Cómo es posible acumular tantas cosas en tan poco tiempo?

Esta semana me despido del piso en el que he vivido los dos últimos años y medio. El piso que me acogió a mi llegada a Suiza, en el que he aprendido las normas de convivencia vecinal de este país y en el que he empezado a soltarme con el alemán. ¡Adiós pisito céntrico! ¡Hola piso con terraza!

Semana 28

Semana 27

6 Jul

No os cuento nada nuevo si os digo “¡Qué calor hace!” o “¡Qué calor tengo!”, ¿verdad?. Es que creo que no llevo muy bien eso de ser una coruñesa a 35º en una ciudad sin mar. Muchos son los consejos de la gente para pasar este calor con dignidad… y los he puesto todos en práctica. ¿Y cuál ha sido el resultado? Que me sigo derritiendo, que no puedo dormir y que me he pillado una faringitis de tres pares de narices (claro, tanta bebida fría, aire acondicionado, ventiladores y búsqueda de corrientes) que hasta he tenido que dejar de trabajar (es que sin voz no voy a ningún sitio).

Y todo esto acompañando al proceso de mudanza en el que estamos inmersos… cajas y cajas por toda las habitaciones esperando a ser rellenadas ya que con 30º dentro de casa, ¿quién empieza a trabajar?

Así que aquí os muestro la adquisición de esta semana para poder respira algo en casa y el pobre hace lo que puede 🙂

Semana 27