Tarta de crema de trufa y nata

2 Mar

Ya iba siendo hora de regresar al mundo bloguil… y que mejor manera que hacerlo con una de esas recetas para chuparse los dedos. Una tarta digna de cualquier fiesta de cumpleaños o celebración familiar que hará las delicias de mayores y pequeños.

La tarta de crema de trufa y nata no entraña mucha dificultad pero es un poco laboriosa ya que debemos empezar con su preparación el día anterior. Así que, sin entretenernos más, nos ponemos ¡manos a la obra!

Tarta de trufa y nata

Ingredientes:

para el bizcocho (utilizaremos 3 moldes de 16 o 18 cm de diámetro)

6 huevos M o L

180 g harina

180 g azúcar

Si os gusta, podéis usar un poco de esencia de vainilla.

para el almíbar:

300 g azúcar

150 ml agua

para la trufa:

250 ml nata repostería

45 g azúcar

75 g chocolate negro

para la nata:

125 ml nata repostería

25 g azúcar

 

La tarde anterior comenzaremos a preparar el bizcocho y la crema de trufa.

Preparación del bizcocho:

Ingredientes del bizcocho

1.- Preparamos los moldes cubriendo la base con papel de horno y engrasándolos con mantequilla, y ponemos el horno a precalentar a 180º.

2-. Batimos, con varillas o batidora grande, los huevos y el azúcar. El tiempo de batido lo mediremos de la siguiente forma: 2 minutos por cada huevo. Por tanto, si este bizcocho lo hacemos de 6 huevos,  necesitaremos 12 minutos de batidora.

3.- Después añadimos la harina a nuestra masa, mezclándola poco a poco con una lengua de silicona.

4.- Lo volcamos, de manera equitativa, en nuestros moldes engrasados y los ponemos en el horno, aproximadamente 20 minutos. Sabremos que el bizcocho está listo porque se habrá separado de las paredes del molde.

5.- Apagamos el horno, abrimos la puerta y dejamos que los bizcochos se enfríen dentro.

6.- Una vez que estén completamente fríos, los desmoldamos y los cubrimos con papel film. Reservamos en un lugar seco y oscuro (normalmente los guardo en el horno y así no me ocupan espacio en la cocina) hasta el día siguiente.

Preparación de la crema de trufa:

1.- En un cazo ponemos la nata a calentar con el azúcar y removemos de vez en cuando para que el azúcar se disuelva por completo.

2.- Cuando la nata rompa a hervir, retiramos el cazo del fuego e incorporamos el chocolate troceado, removiendo continuamente, hasta que el chocolate se disuelva y obtengamos una crema homogénea.

3.- Pasamos la crema a un recipiente frío y dejamos que enfríe completamente. Cubrimos con film transparente, en contacto con la crema para que no haga costra, y la dejamos reposar en la nevera hasta el día siguiente.

 

Ya ha llegado el gran día y necesitamos terminar la tarta. ¡Allá vamos!

Montaje de la tarta:

1.- Sacamos de la nevera la crema de chocolate que hicimos el día anterior y, con una batidora de varillas, montamos la crema de trufa (del mismo modo que hacemos nata montada). Cuando haya crecido y tenga un aspecto esponjoso, tipo mousse, estará lista para el relleno. Reservamos de nuevo en la nevera.

Trufa y nata

2.- Montamos la nata de la manera tradicional, con una batidora de varillas, y la endulzamos a nuestro gusto. Una vez montada, reservamos en la nevera.

3.- Desenvolvemos del papel film los tres bizcochos y les cortamos la parte superior, es decir, la corteza.

Corte del bizcocho

4.- Es el turno de elaborar el almíbar. En un cazo ponemos los 300 g de azúcar y los 150 ml de agua que será suficiente para empapar un poco nuestros bizcochos y hacerlos más jugosos. Ponemos el cazo a fuego medio y, sin dejar de remover, esperamos a que llegue a hervir. Apagamos el fuego y removemos un ratito más. Con un pincel o cuchara pequeña vamos mojando las capas de bizcocho para que queden jugosas ¡Atención! No empapéis demasiado el bizcocho ya que si absorbe demasiado líquido puede llegar a romperse :O

5.- Por fin, llega el momento del montaje de la tarta.

En una base de cartón o en un plato colocamos una capa de bizcocho, sobre ella ponemos una capa de trufa. A continuación, otro bizcocho y sobre ésta una capa de nata. Y sobre la nata, el último bizcocho… ¡la estructura ya está creada!

Relleno tarta

6.- Con la ayuda de una espátula o un cuchillo cubrimos la tarta con crema de trufa y decoramos al gusto.

Cobertura tarta

¿Qué os parece? ¿Difícil? ¡Qué va! Es bastante sencilla aunque da un poco de trabajo… ¡pero el resultado es suuuuuuper sabroso!

En Guete!

Anuncios

4 comentarios to “Tarta de crema de trufa y nata”

  1. mcardila 15 marzo, 2017 a 2:05 #

    Vaya pintarraca que tiene esa tarta! quien fuera padre para que le hicieran una así! jejeje

    • SilviaIzquierdo 15 marzo, 2017 a 14:30 #

      ¡Dile al padre que te la haga para celebrar tu primer día de la madre, jijiji! 🙂

  2. ociore 3 marzo, 2017 a 12:57 #

    Pintaza! Es lo que yo llamo regresar por la puerta grande al mundo blogueril 🙂

    ¿Usaste la paleta-cuchillo esa especial para cubrir la tarta con la trufa? ¿Ya la encontraste?

    • SilviaIzquierdo 3 marzo, 2017 a 13:36 #

      Gracias!!! Sí, ya la encontré pero para esta tarta no la usé, porque, la que finalmente compré, es un poco grande. Así que con un cuchillo de “untar”(de esos planos que no cortan nada) me arreglé perfectamente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: