Bebé a bordo

15 Nov

Se acercan la Navidad y para algunos de vosotros será vuestro primer viaje en avión con un bebé. Cuando nos planteamos realizar el primer viaje con nuestra “enana” a España empezaron a surgir las preguntas: ¿con qué tipo de carrito podemos ir?, ¿hasta dónde podemos llegar con el carrito?, ¿cuánto cuesta su billete?, ¿puede llevar equipaje?, ¿cómo evitar que llore durante el despegue, vuelo y aterrizaje?… Así que nos pusimos a investigar y a interrogar a amigos para que nos solucionaran todas nuestras dudas. El problema era que cada vez que solucionábamos una nos surgía otra nueva.

Viajamos con Alba, por primera vez, cuando acababa de cumplir los 4 meses. Cuando tenía 6 meses volamos las dos solas y … fuera miedos y a disfrutar del viaje!

¿Qué debes tener en cuenta a la hora de viajar con bebés?

1.- AEROPUERTO

No todos los aeropuertos funcionan igual, por tanto, lo más conveniente es que visitéis sus webs y os informéis.

En nuestro caso volábamos desde el aeropuerto de Zúrich  y la página web del aeropuerto es completísima y en ella te informan de todo. Así, por ejemplo, dejan muy claro qué tipo de carrito de bebé está aceptado para llegar hasta la puerta de embarque.

Fuente: http://www.flughafen-zuerich.ch  (Reinsen mit Kindern)

En caso de que no puedas llegar con tu carro hasta la puerta de embarque, el aeropuerto dispone de un servicio de alquiler para que, una vez facturado el tuyo, puedas ir con el alquilado dentro del aeropuerto. Si lo tuyo no es el porteo o viajas solo con bastante equipaje, siempre puedes hacer uso de este servicio por 5 CHF (4,40 €)

Altersgruppe Kinder von 0 bis 4 Jahren – Gewicht max. 15 kg
Wo Check-in 1, Personenbetreuung
Check-in 2, Personenbetreuung
Mietgebühr CHF 5,00 pro Kinderwagen
Bezahlung Bar
Rückgabe Am Gate

Una vez pasado el control de seguridad, el aeropuerto de Zürich dispone de una fabulosa sala para padres con niños (Family Service) con cambiadores, zonas de recreo, juguetes, aseos… situada en la zona A y con un horario muy amplio (de 6.30 a 22.00). También hay otra en la zona E pero su horario es mucho más reducido.

Control de seguridad. Si llevas una mochila de porteo, generalmente podrás pasar por el arco con tu bebé dentro de la mochila. Y digo generalmente porque en nuestro viaje de vuelta, desde el aeropuerto de Santiago de Compostela, no fue así. Primero pasó “el padre” por el arco, después regresó por el mismo arco y cogió a la niña que tenía yo en brazos, volvió a pasar por el arco con ella y después pasé yo… vamos, ganas de marearnos un poquito a todos. (Cuando viajé yo sola hicieron pasar al “abuelo” hasta el control de seguridad para que me ayudara con todo el proceso).

Equipaje de mano con comida para el bebé. Revisarán esa bolsa de arriba a abajo. Nosotros llevamos un termo con agua caliente, leche en polvo (para hacer 5 bibes) y 3 biberones vacíos.

2.- COMPAÑÍA AÉREA

Cada compañía es un mundo, así que, como en el caso de los aeropuertos, lo mejor es que visites su web a ver.

Nosotros, hasta ahora, hemos viajado con Vueling que es una de las compañías más “Kid-friendly” del panorama aeronáutico. La compañía tiene una página explicando detalladamente todos los pasos que debes seguir si viajas con niños. Con Vueling puedes facturar el carrito (de dos piezas) de manera gratuita, embarque prioritario, cambiador en el avión (pequeñito, pero hay)… pero no puedes elegir tu asiento (ellos te lo asignan ya que no todos poseen dos mascarillas de oxígeno) y tienes que hacer el check-in en el aeropuerto.

Fuente: http://www.vueling.com (Viajar con niños y bebés)

Nuestro carrito es de dos piezas, por lo que lo facturamos como equipaje especial y comenzamos el porteo por el aeropuerto.

3.- DURANTE EL VUELO

¡Paciencia! Hasta el momento nosotros siempre hemos tenido suerte y nos han tocado viajeros encantadores sentados a nuestro lado y azafatas/os amabilísimos que incluso se ofrecieron a cogerme a la niña para que yo pudiera ir al baño… pero he escuchado historias de todo tipo.

Los bebés menores de 9 – 10 meses normalmente que se queden dormidos durante todo el trayecto y Alba cumplió maravillosamente con el estándar 🙂 . Le ofrecí bibe durante el despegue, se quedó dormida a los 10 o 15 minutos y durmió hasta el aterrizaje. A ver que nos espera en Navidad que ya tendrá casi 9 meses.

Si podéis llevaros un pequeño cambiador plegable o una toalla/mantita donde colocar al bebé por si necesitáis cambiarlo dentro del avión. El cambiador de bebés se sitúa dentro de los lavabos y, como os podéis imaginar, es muy pequeño por tanto ese apoyo extra convertirá ese pequeño espacio en algo más confortable para vuestro niño.

Recomendaciones:

Viaja ligero de equipaje. Factura todo lo que puedas, de esta forma entrarás en el avión sólo con el bebé y tu/su bolsa de mano donde puedes llevar la documentación, la alimentación del bebé (en caso de que no tome pecho), algún juguete, pañales y un pañuelo para cubrirlo en caso de que el aire acondicionado del avión esté muy alto.

Documentación. Cuando viajas por Europa con su pasaporte/DNI es suficiente. Nosotros también viajamos con el libro de familia, por si nos hiciera falta.

– Llega con tiempo suficiente al aeropuerto, nunca sabes lo que le puede pasar el bebé. Además, cuenta el tiempo que necesitarás para cambiar al bebé antes de subir al avión.

Pañales. En alguna web leí que era conveniente llevar el mismo número de pañales como horas vas a estar de viaje. Puede sonar un poco exagerado, pero es mejor tener de más que quedarse escasos.

Mochila porta-bebés. ¡Imprescindible! Al menos en nuestro caso.

 

¿Cómo hacéis vosotros para viajar con bebés? ¿Qué me espera según vaya creciendo? ¿Será más fácil o no? Espero que os haya sido de utilidad y que me contéis cómo son los controles de seguridad con un bebé en otros aeropuertos.

 

 

Anuncios

Tarta de crema de trufa y nata

2 Mar

Ya iba siendo hora de regresar al mundo bloguil… y que mejor manera que hacerlo con una de esas recetas para chuparse los dedos. Una tarta digna de cualquier fiesta de cumpleaños o celebración familiar que hará las delicias de mayores y pequeños.

La tarta de crema de trufa y nata no entraña mucha dificultad pero es un poco laboriosa ya que debemos empezar con su preparación el día anterior. Así que, sin entretenernos más, nos ponemos ¡manos a la obra! Sigue leyendo

Un día cualquiera

25 Feb

Lunes, 14:00, centro de la ciudad… y de repente un momento de calma, de silencio. Parece que el tiempo se ha parado. Sigue leyendo

¿Quién sabe dónde?

14 Feb

El martes al salir de casa me encontré con este cartel. Una familia ha encontrado Sigue leyendo

Una gran duda

8 Feb

… yo sólo quería comprar un paquete de arroz!! 🙂 Sigue leyendo

Hombre anuncio

1 Feb

En pleno siglo XXI, en el centro de una gran ciudad, un día cualquiera te encuentras con un hombre anuncio… y de repente Sigue leyendo

Pompas de jabón

24 Ene

Un día cualquiera paseando por el centro de Zürich te puedes encontrar con regalos Sigue leyendo